LA CAIMANA DE MARÍA CRISTINA DA FONSECA
Ilustración de Mónica Leyton para el libro La caimana, de María Cristina da Fonseca. Editorial Cuarto Propio, 1996.

LA CAIMANA DE MARÍA CRISTINA DA FONSECA

Sí, hay muchas, muchas historias sobre caimanes y cocodrilos, sobre babos y otros lagartos. Algunas de ellas muy tristes y dramáticas, otras muy divertidas. También se han publicados muchos cuentos infantiles de distintos autores y en diferentes idiomas, en los que estos animales son el personaje principal. Dado que nombrarlos sería una agotadora tarea ¡Realmente son innumerables! y todo esto esto lo ha motivado una caimana en particular, quisiera compartir algo de lo mucho que se ha escrito sobre ella. Así que empezaré por el primer cuento infantil que apareció en su honor, lo cual ocurrió en Chile en 1996 y bajo ese mismo título que ya conocemos:

LA CAIMANA

Su autora fue María Cristina da Fonseca (19?? – 2006), una destaca abogada, escritora y activista chilena quien se vio obligada a salir de su terruño en 1973, a raíz del golpe militar contra Salvador Allende. Un año después llega a Venezuela, uniéndose así a otras 300 mil personas de origen chileno que llegaron a nuestro país buscando refugio en esos años de dictadura. María Cristina, junto a su familia, se instala entonces en el estado Zulia, donde  vivieron unos 14 años. Durante ese tiempo, ella logra desarrollar una fructífera actividad comercial e intelectual dedicándose, entre otras cosas, a la literatura y al arte popular. Fascinada con nuestra geografía, viajó mucho por el territorio nacional y según sus propias palabras “Sin la naturaleza y exuberancia de Venezuela yo nunca habría escrito cómo y lo que he escrito. Literariamente vivir en Venezuela fue decisivo para mi”.

https://revistaarchivosdelsur-entrevistas.blogspot.com/2019/09/entrevista-maria-cristina-da-fonseca.html

María Cristina da Fonseca, imagen tomada de Internet. 

En 1988 da Fonseca regresa a Chile para participar en el proceso de democratización política y se une a diversos movimientos sociales. Es así como se vincula a la editorial feminista “Cuarto Propio”, con quienes publica varias obras y donde dirige la colección infantil y juvenil. También durante esos años, forma parte de la directiva de Delantu, organización promotora de la lectura y de la sección chilena de la IBBY, (siglas en ingles del International Board on Books for Young People). Como escritora, participó en distintos encuentros y eventos literarios, tal como lo registra Araceli Otamendi en el blog de la Revista Archivos del Sur.

La caimana de María Cristina da Fonseca, ilustrada por Mónica Leyton en una cuidada edición, hoy “descatalogada”, de la que no he podido conseguir un ejemplar y el cuento empieza así:

Cabrutas tiene dos calles, tres almacenes, un hospital, una escuela, un plaza repleta de loros y perezas , treinta hermosas casas de techos de caña, y muchos, muchos mangos y palmeras.

Allí todos se conocen y son amigos o enemigos desde chicos. Pero el más popular fue siempre Faoro, el dentista.

A mí me gusta imaginar que María Cristina supo de la caimana de Faoro por boca de terceros en alguno de sus viajes. Que no tuvo la oportunidad de conocer personalmente a ninguno de los dos, ni tampoco de indagar más allá, tal como me ocurrió a mí. Razones por las cuales ella ubica la historia en Cabrutas y no en San Fernando de Apure. 

Por otra parte, se sabe y se cuenta, que parte de esa “leyenda urbana apureña” eran los dientes de oro que lucía la caimana, por lo que ella pudo deducir que Faoro era un dentista de pueblo. Sin embargo, aunque Faoro hacía dientes de oro, y quizás sacó algunas muelas, no era dentista.

Es oportuno agregar, que Faoro y su caimana no es el único caso documentado en Venezuela de una persona o familia que adopta a un caimán o cocodrilo como mascota. Hay unos cuantos. También hay muchos otros en el mundo. Si bien la caimana de Faoro es uno de esos casos que tienen un «final feliz”, por llamarlo de alguna manera, muchos otros han terminado en tragedia. Animales víctimas de maltrato, abandono u otros que se zampan a quien una vez los adoptó. Eso dicen, eso cuentan…

Para conocer la versión de María Cristina pueden ir a YouTube, donde encontraran un video realizado por Producciones Radio Arcoíris, en diciembre de 2011 y que aparece en el canal de Leopoldo Martín Ramos. 

PRÓXIMA ENTRADA: LA CAIMANA Y FAORO

Beatriz Bermudez Rothe

Antropóloga, creadora multidisciplinar, escritora y editora venezolana.

Deja una respuesta